¿Qué harán con tanto escándalo?

Desde el año 2013, con el Paro Agrario, Tunja entendió que las cacerolas no solo servían para sus huevos matutinos, sino que también eran el método para hacerse escuchar, hacerse sentir ante un gobierno que a veces parece sordo, ante las necesidades del pueblo.

En los últimos días, esas cacerolas volvieron a salir y a sonar, con los gritos de rechazo de los tunjanos ante los “exagerados aumentos en el valor del impuesto predial”.

El descontento ha tenido eco nacional y ha puesto a sudar a los funcionarios de la Alcaldía de Tunja, que desesperados han hecho salidas en medios de comunicación explicando y argumentando para defenderse, sin lograr conmover a la ciudadanía.

Pareciera que la Alcaldía no aguanta un escándalo más, el caos vehicular, la investigación por el relleno de Pirgua, las salidas en falso con el plan bicentenario y el impuesto predial, no le favorece.

Por ello, se rumora, que se ha aplazado el aumento en las tarifas de servicio público, pues no quieren otro dolorcito de cabeza.

 

Mientras unos ni se despelucan, otros se ejercitan para eliminar el estrés

De lo anterior, se rumora, que el secretario de Tránsito, Alexander Herrera, no logra despelucarse ni estresarse, pues espera que los ánimos se calmen para publicar el decreto de aumento de tarifas que sería entre 100 y 400 pesos.

Por su lado, Guillermo Jiménez, secretario de Desarrollo, a quien le ha tocado bailar ‘con la más fea’ por el relleno de Pirgua, al parecer encontró la terapia perfecta ejercitándose, para de paso, bajar de peso.

 

¿Verdad, mentira o chisme?

A través de redes sociales se difundió la supuesta estrategia de los simpatizantes de Osman Roa, candidato al Senado, por el partido Cambio Radical, de entregar obsequios en diferentes municipios para convencer en la votación.

La estrategia no es nueva, pues el material POP va y viene a diario, en medio de las campañas políticas, tampoco es nuevo que inicia a pocos días de elecciones, las campañas ‘negras’ entre unos y otros simpatizantes, con el fin de jalonar la mayor cantidad de votos, así no sean por convicción sino por descarte.

Juego limpio señores, juego limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *