Boyacá le apuesta al aguacate

Una clara muestra de que es posible reemplazar la minería por la producción agrícola está en el occidente del departamento, en donde la tradicional explotación de piedras preciosas fue reemplazada por cultivos alternativos.

Debido a la polémica generada por los aspirantes a la presidencia de la Republica Iván Duque y Gustavo Petro sobre la minería versus la producción agrícola, el gobierno departamental realizó un análisis sobre el cultivo de aguacate en la región, sus proyecciones y el reemplazo del ejercicio minero para la producción agraria.
Para la titular de la dependencia de Fomento Agropecuario de Boyacá Sonia Natalia Vásquez, la región es un ejemplo de que se pudo reemplazar la explotación minera de las esmeraldas por el cultivo del aguacate, tal y como ocurrió en la provincia del Occidente.
“Tenemos zonas como el occidente de Boyacá en donde tenemos un altísimo potencial para la producción del aguacate por sus características agroecológicas”, indicó la secretaria.
En total en el departamento ya hay 853 hectáreas cultivadas de este producto y 307 hectáreas cosechadas, lo que indica que es un cultivo joven en la región.

Los municipios productores
Dentro de los municipios en donde se está comenzando a producir este fruto esta Pauna y Buenavista en donde comenzará una alianza productiva entre el gobierno departamental y la Asociación de productores y comercializadores de Aguacate para la siembra de 18 hectáreas de aguacate Hass.
Aunque es un cultivo joven en el departamento ya hay cadenas de producción en Miraflores, Coper, Jenesano, Labranzagrande, Muzo, Otanche y Puerto Boyacá, en donde está comenzado a tener auge.
“Boyacá cuenta con unas condiciones muy aptas para estos cultivos, principalmente en los municipios del occidente, en donde contamos con un clima medio o cálido, con suelos fértiles y niveles de humedad aceptables para este tipo de producción. En Boyacá, el aguacate se cultiva en condiciones entre los 1500 y 2300 metros sobre el nivel del mar, en suelos que no se encharquen, suelos bien drenados y con pH ligeramente acido”, explicó Vásquez.
La funcionaria explicó que para masificar la producción de aguacate, es necesario romper con las barreras culturales entorno al fruto, por eso resalta el ejercicio adelantado por los productores boyacenses. “El occidente del departamento anteriormente era conocido por la industria de las esmeraldas y sus habitantes decidieron hacer un cambio en sus procesos productivos. Tal es el caso del municipio de Tunungua que se enfocó a la producción de guanábana. Se trata de cambiar la mentalidad de los agricultores locales para que vean que es posible tener cultivos y actividades económicas diferentes. La gobernación ha venido apoyando estos procesos al punto en que ya se está avanzado en estos nuevos cultivos”, manifestó.

Alianzas productivas

Este año la gobernación de Boyacá adelantará un proyecto de alianzas productivas en aguacate para el establecimiento de cultivos de aguacate Hass con la asociación de productores y comercializadores de aguacate y frutas de Buenavista Procoaguafrut, en donde se benefician 37 productores de esa municipalidad, sembrando 18 hectáreas de aguacate, a la vez que se hace un acompañamiento técnico y apoyo con cultivos de ciclo corto, teniendo en cuenta que este cultivo es de tardío rendimiento, es decir, que no van a obtener producción en el corto plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *