Política en bikini

Se ha visto de todo en las campañas electorales rumbo a la presidencia de la República, y la última cereza del pastel ha sido la inusual campaña en bikini de German Vargas Lleras.

Utilizar a la mujer como foco de atracción aunque es indignante, no es algo nuevo, lo vemos a diario como una efectiva forma de comercialización para todo tipo de productos, cerveza, comida, automóviles etc; lo que parece ilógico es que la imagen femenina se use para “vender” ideas políticas.

Esto es solo una muestra del anacrónico modelo político al que están aferrados algunos candidatos, en donde ya sin vergüenza alguna, no solo se subestima al elector tratando de llamar su atención por medio de impulsos primitivos, sino que se pordebajea aún más a la mujer, en un país como Colombia, que aún no tiene claro cómo llevar a la realidad los ideales de la equidad de género.

Como es lógico la campaña Lleras, emitió rápidamente un comunicado en donde afirma no tener nada que ver con estas actividades y señaló que las rechaza tajantemente. Una actitud digna de un presidente, es afirmar que todo se hizo a sus espaldas y sin su consentimiento.

Estos macondianos acontecimientos a pocas semanas de las elecciones deben servir para reflexionar y con pensamiento crítico analizar el actuar de los candidatos, dado que a medida que se acerca la hora cero, a más de uno se le empieza a caer el maquillaje electoral y podemos verlos en su justa humanidad, sin máscaras.

Queda un gran camino para que las mujeres dejemos de ser vistas como objetos, pero ver que ni siquiera nuestros dirigentes tienen clara la importancia del papel femenino en la sociedad, más allá de llevar puesto un bikini, deja mucho en que pensar.

Por Marbet Moreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *