El candidato más popular, que no promete nada

En la recta final de las elecciones presidenciales, cada encuesta revela un resultado fluctuante que deja la puerta abierta de la duda sobre la veracidad de las mismas; sin embargo, de algo podemos estar seguros. Va a ganar el candidato que no promete nada y siempre ha triunfado en el país: El abstencionismo.

Este abstracto personaje, sin hacer campaña o regalar comida, tiene más adeptos que todos los candidatos juntos, pero, ¿porque los colombianos seguimos viendo los toros desde la barrera en lugar de ejercer nuestro derecho al voto?.

Las últimas elecciones que se han realizado en el país han reflejado la baja participación de los ciudadanos, tendencia que podría continuar en las justas electorales del 26 de mayo.

La inoperancia del Estado, la corrupción y continuos casos de injusticia social, son las principales causas del abstencionismo, ya que los ciudadanos al ver este desalentador panorama ven como inútil el ejercicio de votar.

Desde el 2014 cerca del  56,42% de personas aptas para votar se han abstenido de hacerlo, cifra que ha venido en aumento en los años siguientes.

Este candidato, sin rostro ni color, ha sido el ganador absoluto en las elecciones colombianas, dejando un triste resultado para la nación, dado que esta falta de fe, solo consigue perpetuar a las ya estructuradas maquinarias de poder en los cargos públicos.

Como siempre la juventud es un sector preocupante, porque sus batallas ideológicas las libran desde el teclado, desde sus redes y la gran mayoría aún no da el salto de la virtualidad a la realidad, que es en donde verdaderamente se pueden gestar los cambios sociales.

Así que si piensa pasar el próximo domingo viendo series entre las cobijas, piense un momento que le está dejando a otros la responsabilidad de elegir por usted.

Por: Marbet Moreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *