Nalgas inolvidables

La instalación del nuevo parlamento de la República fue una de las más polémicas en los últimos años. Uno de los hechos que más generó controversia fue el ‘remake’ de la bajada de pantalones de Antanas Mockus.
Para algunos, una válida acción de protesta, para otros una desatinada forma de llamar la atención y faltarle al respecto al resto de parlamentarios.
Lo cierto es que desde que Mockus nos enseñó sus nalgas hace 25 años, han cambiado muchas cosas, tanto en la forma de expresión colectiva, como en la apreciación de estos actos que otrora eran considerados como rebeldes y contestatarios.
Con más de medio millón de votos, Mockus, es uno de los senadores más influyentes en el nuevo Congreso de la República; sin embargo hay que reconocer que aunque lo recordarnos por sus excentricidades y lenguaje polémico, el mundo ya no es el mismo y las condiciones con las que se va a enfrentar en este periodo son únicas y complejas. A pesar de que su intención, como hace años, no fue sino la de hacer orden entre sus homólogos, si lo que se busca es hacer una oposición coherente y respetada, hay que empezar a portarse a la altura de la situación.
Este episodio quedará en la retina de todos como un evento jocoso y divertido, sin embargo debemos reconocer que aunque inapropiado, cosas peores se han visto en el recinto del Congreso.

Por Marbet Moreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *