jue. Sep 19th, 2019

Facetas de Boyacá

Noticias y opinión

Preservar al Venado Cola Blanca, un verdadero compromiso de vida

3 min read

Comprometidos con la conservación de la fauna y flora del suroriente de Boyacá, hemos venido implementando acciones para garantizar la vida de una de las especies más importantes de la región: el Venado Cola Blanca (Odocoileus goudotii).
Los habitantes de la vereda Montoya, en el municipio de Ventaquemada, han evidenciado la presencia de este mamífero que en ocasiones suele bajar de los páramos en busca de alimento. Por esta razón, desarrollamos acciones como sensibilización a las comunidades inmersas, que promuevan el cuidado y conservación de este espécimen.
Nuestros profesionales han adelantado labores de educación ambiental con diferentes grupos de la población, entre ellos, instituciones educativas de San José de Gacal, Montoya y Matanegra, para enseñar a niños, jóvenes y adultos, sobre cómo actuar en caso de avistamiento del venado y las acciones a desarrollar para el ahuyentamiento del
mismo.
Cabe resaltar que este espécimen no representa ningún peligro para la población humana ni animal doméstica, no es depredador, ni es agresivo. Es una especie que permanece alerta a lo que sucede a su alrededor, reacciona rápidamente a señales de peligro y huye con gran agilidad.
Si usted llega a ver un Venado Cola Blanca cerca a su hogar o en un lugar ajeno a un páramo, siga las siguientes recomendaciones:
No le suministre alimento: si lo hace, el animal se acostumbrará y lo visitará frecuentemente, suprimiendo su conducta natural de búsqueda de alimento y aumentando la dependencia de la población humana. El mamífero correrá más riesgos de ser cazado, arrollado, atacado por otros animales, entre otros.
No lo agreda: esta especie no es agresiva y no representa un peligro para las personas ni otros animales, evite lanzarle objetos que puedan lastimarlo.
Si lo ve, ahuyéntelo: al ser un animal que permanece alerta, reacciona con facilidad ante estímulos externos fuertes, su naturaleza herbívora lo hace reaccionar huyendo al asociar tales estímulos con la presencia de depredador. Use silbatos, cornetas y otros sonidos para que se alejen.
Prevenga su ingreso al predio: hay olores, colores y movimientos que los venados evaden, si los coloca cerca al predio puede evitar su ingreso. Los olores amargos son útiles como repelentes para los venados. Un repelente casero se puede preparar usando ajo, huevo, ají y agua, también pueden agregarse sustancias como azufre o amoniaco.

Construya un espantapájaros: puede fabricar uno con ropa vieja, que se mueva con el viento, la figura humana puede evitar que se aproxime. Es importante que el espantapájaros supere el metro y medio de altura.
Ubique banderines de colores vivos: en los sitios donde se ha registrado el avistamiento puede ser útiles para ahuyentarlo, no solo por el color sino por el movimiento y sonido de la tela.
Utilice móviles que brillen y suenen: puede construirlo con CD’s o latas, en ambos casos su movimiento  produce reflejos o sonidos que espantan al venado.
“Como Corporación seguimos trabajando por las especies de nuestra región, les recomendamos estar atentos a la presencia de los venados cola blanca para que no sufran ningún percance y regresen a su hábitat natural. Con su ayuda estamos formando territorio”, afirmó Fabio Antonio Guerrero Amaya, director general de Corpochivor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *