Hospitales abarrotados y EPS ineficientes, es el panorama en Tunja

Tunja es una la ciudades más afectadas por la crisis de la salud, así lo evidencia la actual situación por la que atraviesa el hospital San Rafael que se encuentra en alerta roja.

De acuerdo con las directivas del hospital a pesar de la sobre ocupación, la atención se mantiene aunque afirman que el 46% de las urgencias registradas no deberían ser atendidas allí sino en la ESE de primer nivel.

La gerente del hospital Lida Marcela Pérez hizo “un llamado a la red pública y privada para articularse, para que no remitan a los pacientes que no lo necesitan, al Hospital San Rafael de Tunja».

Así mismo la funcionaria aseguró que la adquisición de la clínica Esimed por parte de la Gobernación de Boyacá servirá para mitigar la sobre ocupación y ampliará la capacidad de atención para madres gestantes.

Sin avances a la vista

El panorama de la salud en Tunja parece no presentar avances, ya que según lo afirmado por el secretario de Protección Social de Tunja Óscar Jiménez, luego del último encuentro con los funcionarios de la Superintendencia de Salud no se han tomado medidas significativas para mejorar el servicio de salud, ni para definir la situación de las EPS que presentan mayores quejas por parte de los usuarios.

“Desde la Alcaldía le hicimos llegar al superintendente una solicitud formal para el retiro de Emdisalud . También se habló con la Defensoría del Pueblo sobre la posibilidad de establecer una acción de cumplimiento”, dijo Jiménez.

Lo más preocupante es que tampoco se han tomado medidas frente a las demás EPS con problemas en el servicio como Medimás y Comparta.

“Es necesario poner en funcionamiento cuanto antes la clínica de Esimed, manéjela quien la maneje”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *