Inicia reglamentación de cuatro microcuencas en el Valle de Tenza

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on print
Print

Esta iniciativa tiene como fin principal reglamentar el uso de las corrientes de seis microcuencas municipales del suroriente de Boyacá, para lograr darle una utilidad adecuada y óptima a la distribución del recurso hídrico.

La reglamentación de las microcuencas se realizará en los municipios priorizados de Pachavita, Tenza, La Capilla, Garagoa, Guateque y Sutatenza, ya que en estos se presenta la mayor demanda y conflicto por el uso del recurso hídrico, debido a las actividades productivas presentes en la zona, generando posibles desabastecimientos en época de sequía.

Por esta razón, la corporación realizará un estudio técnico para evaluar la oferta y demanda del recurso y de esta manera establecer la cantidad de agua requerida para cada familia y predio censado.

Las microcuencas son:

  • Quebrada La Quiña, localizada en el municipio de Tenza, beneficia a acueductos veredales de los municipios de Pachavita y La Capilla.
  • Quebrada Los Manzanos beneficia acueductos veredales del municipio de Garagoa.
  • Quebrada Moyitas, beneficia acueductos veredales del municipio de Guateque.
  • Quebrada Suaitoque, beneficia a los acueductos veredales de los municipios de Guateque y Sutatenza.

Las etapas del proyecto son:

  1. Declaratoria del proceso de reglamentación:

Esta etapa da inició al proceso de reglamentación de las microcuencas mediante acto administrativo.

  1. Talleres de socialización:

Los talleres son realizados junto a las comunidades, con el fin de informarles los objetivos del proyecto y la forma en que pueden beneficiarse.

  1. Censo de usuarios:

El censo se realiza casa a casa con las comunidades que se benefician de estas microcuencas con el fin de conocer la demanda requerida por la población.

 

  1. Elaboración del cuadro de distribución de caudales:

Este cuadro recoge e identifica a todos los usuarios censados con los usos y caudales que la corporación les otorgará mediante la reglamentación.

  1. Objeciones de usuarios:

En esta instancia los usuarios podrán hacer sugerencias o modificaciones por la información contenida en el cuadro de distribución.

  1. Usuarios legalizados:

Esta etapa los usuarios reglamentados ya cuentan con su concesión de agua y aseguran el abastecimiento del recurso por los próximos diez años.

Gracias al inventario y a la identificación de las principales necesidades de cada hogar, se creará un cuadro de distribución de caudales que busca proteger el recurso hídrico y legalizar a los usuarios que se encuentran cerca a estas corrientes. Esta reglamentación, beneficia a la comunidad ya que al hacer parte de esta iniciativa no deben realizar trámites de concesiones y garantizan el recurso hídrico por los próximos diez años.

 

Para el Director de Corpochivor, Fabio Antonio Guerrero Amaya, es importante que la comunidad participe de estos talleres.

 

´´Este trabajo requiere de la participación activa de toda la comunidad, debido a que al conocer sus necesidades se establecerá la cantidad requerida de agua para cada familia. Adicionalmente, con esta iniciativa protegemos y construimos estrategias de conservación de nuestras microcuencas y garantizamos la oferta del recurso hídrico a las nuevas generaciones´´.

¿Quieres apoyar nuestra labor?
Suscríbete con un aporte voluntario para tener contenido exclusivo. Tus aportes ayudarán a mantener viva a la prensa independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Síguenos en redes sociales

Pico y placa en Tunja

Particulares:
Lunes  1 y 2, Martes 3 y 4
Miércoles 5 y 6 Jueves 7 y 8
Viernes 9 y 0
Taxis: Lunes 7, 8 y 9, martes 0, 1 y 2,  miércoles 3, 4 y 5, jueves 6, 7 y 8, viernes 9 y 0.

Covid-19 en Boyacá

Recibe las noticias en tu correo
Podcast: [En Contexto]