09/28/2020

Facetas de Boyacá

Noticias y opinión

Corrupción blanca

2 minutos de lectura

La corrupción ha permeado cada rincón de la sociedad actual, tanto que ya forma parte de nuestra idiosincrasia, es prácticamente imposible imaginar cómo sería el quehacer cotidiano sin que la corrupción este presente.

A diario vemos en los medios tristes historias de sobre mal uso de los recursos públicos, líderes sociales desaparecidos, testigos silenciados y parece que nos preocupamos más por llenar el álbum del mundial que por ver la triste realidad en la que estamos envueltos.

La corrupción tiene varias clases: esta la ‘negra’ que abarca el cohecho o soborno ocasionada en la mayoría de los casos por el abuso de poder para pagar gratificaciones a funcionarios o amigos de campaña.

La corrupción ‘gris’, hace referencia al recorrido que hacen los funcionarios de cargos importantes una vez que cesan en su actividad política, para entrar a empresas pertenecientes al sector económico.

Y finalmente está la corrupción ‘blanca’, más conocida como ‘corruptela’ en nuestro argot popular. Se trata de los pequeños fraudes que a diario hacemos en nuestras casas y empresas. Es tan cotidiana que es socialmente aceptada con frases como ‘el vivo vive del bobo’ o ‘como voy ahí’.

Si usted es de los que se ha robado minutos del teléfono de la oficina, se queda callado si le dan mal las vueltas o acepta dar un porcentaje al que dio el ‘contratico’, ya sabe de lo que hablo.

Tal vez ahí, en la corrupción ‘blanca’, radican las demás, ya que son conductas que todos aprobamos con el silencio y que todos secretamente hemos hecho en algún momento. Tal vez esta sea la base del monstruo de corrupción que ya ha crecido en proporciones insospechadas y que parece no poder ser controlado. Tal vez el primer corrupto soy yo.

Por: Marbet Moreno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clarisa, software administrativo y de facturación.