De vuelta a las aulas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on print
Print

“Ires y venires” han vivido miles de estudiantes en Colombia y Boyacá a causa de la pandemia. Sus actividades académicas migraron a la virtualidad, pero en los últimos meses se ha desarrollo un modelo de alternancia dependiente de la situación de contagios por covid-19 y ocupación de UCI. El comienzo de la vacunación de los docentes abre el anhelado camino para el regreso a las aulas. Ya era hora.

Durante dos semanas estarán cerradas de manera preventiva las instituciones educativas en 120 municipios de Boyacá que se encontraban en alternancia. La medida fue autorizada por las autoridades nacionales al evidenciar en el departamento una ocupación de camas UCI mayor al 80%. Exactamente, 93.9% reportaba el viernes la Secretaría de Salud. Tunja y Duitama, así mismo, decidieron suspender la presencialidad por los próximos días. Con la incertidumbre de cuándo podrán volver completamente a las aulas, los estudiantes deben estar frente a una pantalla y hacer todo lo posible para continuar con su formación.

La UNESCO ha insistido hace varios meses sobre la necesidad de “garantizar la continuidad pedagógica y un regreso seguro a la enseñanza presencial”, a través de la inclusión de los docentes en las etapas prioritarias de vacunación. Según estadísticas de esta organización mundial, casi 13 millones de estudiantes se han visto afectados en Colombia por el cierre de las escuelas. Allí son contabilizados quienes están en los niveles de preescolar, primaria, secundaria y educación superior. Para marzo de 2021, María Victoria Ángulo, ministra de Educación, señalaba que cerca de 900 mil niños ya estaban bajo el modelo de alternancia en sus colegios. El pasar de los años dirá cuáles fueron realmente los efectos en la niñez y adolescencia, pero en la actualidad están dadas las condiciones para reversar impactos mayores en el aspecto mental y cognitivo.

Por lo tanto, es pertinente reconocer lo estipulado en el Plan Nacional de Vacunación en cuanto a la inmunización masiva de docentes de instituciones públicas y privadas. Desde los ministerios de Salud y Educación se anunció la distribución de 358.125 dosis para maestros de preescolar, básica y media. Luego de esto se podrá comenzar la vacunación de profesores universitarios. Tal como lo mencionó el ministro Fernando Ruiz, con ello ganamos todos, tanto los niños y jóvenes. En ese sentido, a Boyacá le fueron asignadas más de mil dosis para iniciar en Tunja, Duitama, Sogamoso y Chiquinquirá. No resta llamar a la agilidad en el proceso de agendamiento por parte de las autoridades municipales de salud y las EPS.

Si le ponemos acelerador a la vacunación de toda la población, pronto estaremos volviendo a la “normalidad”. El mejor protocolo de bioseguridad en cualquier espacio, por ejemplo, las aulas, siempre será estar inmunizado contra el covid-19.

Por: Sebastián García C. Estudiante de Comunicación Social.

¿Quieres apoyar nuestra labor?
Suscríbete con un aporte voluntario para tener contenido exclusivo. Tus aportes ayudarán a mantener viva a la prensa independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Síguenos en redes sociales

Pico y placa en Tunja

Particulares:
Lunes  1 y 2, Martes 3 y 4
Miércoles 5 y 6 Jueves 7 y 8
Viernes 9 y 0
Taxis: Lunes 7, 8 y 9, martes 0, 1 y 2,  miércoles 3, 4 y 5, jueves 6, 7 y 8, viernes 9 y 0.

Covid-19 en Boyacá

Recibe las noticias en tu correo
Podcast: [En Contexto]