09/30/2020

Facetas de Boyacá

Noticias y opinión

Denuncia: “exalcalde de Toca no puede ser reelecto porque no es un padre responsable”

3 minutos de lectura

A través de un comunicado dirigido a la opinión pública la Casa de la Mujer de Tunja se dio a conocer una delicada denuncia en contra de Segundo Crisanto Ochoa Diaz, exalcalde de Toca, porque al parecer no ha sido responsable como padre de familia y ha revictimizado a una de sus hijas, víctima de violencia de género.


Kimberly Andrea Ochoa Araque adelanta una denuncia en contra de su señor padre.

Comunicado a la opinión pública

Desde la Casa de la Mujer de Tunja acompañamos a Kimberly Andrea Ochoa Araque, quien adelanta una denuncia en contra de su señor padre, Segundo Crisanto Ochoa Diaz, exalcalde de Toca, basado en los siguientes hechos:

  1. Para el año 2015, día 12 de febrero, el Juzgado Tercero de Familia profirió en acta de conciliación, en la cual el señor Ochoa Diaz se comprometió a sufragar todos los gastos de educación superior de su otra hija Paula Katherine Ochoa Araque y una cuota mensual al tercer hijo menor de edad. No obstante, “cumplió con la obligación de costear matrícula y libros de mi hermana Paula Katherine, quien ingresó a estudiar medicina a la Universidad de Boyacá, dejando de lado los gastos de manutención y movilidad, los cuales son asumidos por mi señora madre”.
  2. Las obligaciones antes descritas fueron canceladas hasta el cuatro semestre. En el quinto Paula Katherine fue víctima de violencia de género por parte de una docente de la institución, pero la Universidad contrario a apoyarla, la recriminó y como consecuencia ella decidió retirarse de estudiar en esa institución. Hechos ocurridos en el segundo semestre del año 2017.
  3. Acontecido lo anterior, Paula Katherine buscó transferencia a otra institución, lo cual no fue posible de forma inmediata y durante un año y medio se mantuvo en receso académico. “Mientras tanto mi papá no asumió ningún gasto como se había estipulado en el acta por cuota alimentaria, manutención y recreación. Después mi hermana fue recibida por la Universidad Cooperativa de Colombia para sexto semestre y continuar la carrera”.
  4. A pesar de ser una obligación adquirida y que la hija del exalcalde de Toca ya tenía un cupo universitario, el padre tomó una actitud ultrajante y humillante, aludiendo que no tenía dinero ni la intención de pagar más semestres. “Le dijo que podía ser buena gente y pagar el 50 % del valor del semestre desconociendo lo que indicaba el acta de conciliación señalada anteriormente”.
  5. Al parecer, Segundo Crisanto Ochoa Diaz, exalcalde de Toca, actualmente adelanta campa política como precandidato del partido de la U para ser mandatario municipal nuevamente, “sabemos que tiene el aval de Roy Barreras, pero es incoherente que si quiere asumir un cargo de elección popular tome estas posiciones y sea un agente agresor de su propia hija”.

Este comunicado se emite con autorización de las víctimas y teniendo en cuenta que las autoridades no han hecho lo suficiente por respaldar los derechos de las mujeres afectadas en esta situación.

Recurrimos a los medios de comunicación esperando que el exdirigente asuma las responsabilidades que tiene como ciudadano y padre de familia.

Asimismo hacemos un llamado a los partidos políticos para verificar las referencias personales de sus candidatos, pues si no son personas ejemplares en sus familias tampoco lo serán como mandatarios.

El comunicado es acompañado por los siguientes soportes:

1 comentario en «Denuncia: “exalcalde de Toca no puede ser reelecto porque no es un padre responsable”»

  1. No entiendo porqué las denunciantes piden cuotas de alimentación y recreación cuando el acta menciona “gastos de estudio de universidad, semestre, uniforme y elementos necesarios”. Considero una desfachatez esta denuncia, porque los hijos son de dos personas, así que la señora madre de las denunciantes también debe aportar en los gastos educativos de sus hijos.
    Ahora, ¿por qué razones abandonó la Uniboyacá? No son claras.
    Los hijos del ex alcalde sólo se aparecen en su casa cuando necesitan dinero, no más.
    Que dejen ese show, ya la señorita Paula Katherine Ochoa Araque no es menor de edad. Supongo que durante este año y medio que no estuvo estudiando trabajó y ahorró dinero para sus estudios, junto al dinero que les fue devuelto por la Uniboyacá puede seguir adelante por los 4 semestres que le faltan.
    Estas secretarías de la mujer que sólo miran de un lado, deberían buscar la contraparte antes de tachar el nombre de la gente.
    Lo justo, como lo dijo el demandante, es pagar solo la mitad. Que la otra mitad la pague la señora madre de las denunciantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clarisa, software administrativo y de facturación.