09/30/2020

Facetas de Boyacá

Noticias y opinión

Dos años sin conocer la verdad del crimen contra la pequeña Ángela Lucía, en Nobsa

5 minutos de lectura

Hoy se cumplen dos años del terrible feminicidio de la pequeña Ángela Lucía Sánchez, de 13 años de edad. La pequeña sufrió 14 lesiones con arma blanca por lo que fue trasladada de urgencia al hospital de Duitama, en donde falleció a pesar del esfuerzo de los médicos.

A la fecha, Ángela Tristancho, madre de la víctima, lo único que pide es que se conozca la verdad de los hechos, pues pese a que días después del crimen se realizó una captura, a la fecha no hay claridad de lo que ocurrió el fatídico 26 de junio de 2017, ni de los móviles que rodearon el caso.

“Las audiencias en contra del detenido se han suspendido varias veces porque su defensa alega que no hay garantías para el acusado lo que ha provocado que a la fecha no haya una condena ni tampoco una reconstrucción de lo sucedido”, dijo Ángela, en diálogo con Facetas de Boyacá.

El detenido por los hechos ha pasado por valoración psiquiátrica a través de la cual se ha verificado que no tiene problemas mentales, pero lo que no se ha podido determinar es el porqué no ha reconocido su responsabilidad. “Lo que él dice es que sí sabe qué pasó, pero que él no fue quien la asesinó. Yo pido a la familia de ese muchacho que lo presionen para que diga qué pasó, cuáles fueron los móviles o motivos que lo llevaron a quitarle la vida a mi hija. Yo quisiera dejarla descansar en paz sabiendo lo que pasó”, agregó la madre de la víctima.

Antecedentes

El 26 de junio de 2017, Nobsa se estremeció con la lamentable noticia del asesinato contra Ángela Lucía Sánchez, de 13 años de edad. La pequeña sufrió 14 lesiones con arma blanca por lo que fue trasladada de urgencia al hospital de Duitama, en donde falleció a pesar del esfuerzo de los médicos.

Ella se encontraba de vacaciones en la casa de sus abuelos y fue descubierta herida en la madrugada en la vereda Caleras del municipio de Nobsa.

Conocido el crimen, el Comando de Policía de Boyacá desplegó operativos para esclarecer el hecho lo que llevó a 51 diligencias judiciales, tareas especiales para tener investigadores exclusivos y fiscales de apoyo para poder avanzar en la investigación.

Luego del proceso judicial, las autoridades lograron que la Fiscalía expidiera orden de registro y allanamiento, la cual se materializó y gracias a la intervención del grupo de criminalista de la seccional bajo la aplicación de luces forenses y reactivos Blue Star, se logró recolectar prendas de vestir con rastros de sangre y fluidos.

Una vez obtenido el resultado positivo, se coordinó el traslado de dicha muestra al laboratorio de genética forense, realizando el cruce genético entre dicha muestra y la sangre de la víctima, obteniendo como resultado que la sangre encontrada en una de las prendas de vestir recolectada en la diligencia de allanamiento contenía el perfil genético de la sangre Ángela Lucía.

El 15 de agosto de 2017 en la vereda La Escalera, sector las minas del municipio de Nobsa, se materializó la captura de Wilmer Fabián Cubides Macías a quien tuvieron que notificarle la captura e imputación de cargos a través del lenguaje de señas, teniendo en cuenta que el capturado es una persona sordo muda.

Declaración de inocencia

En una audiencia que se realizó en el mes de mayo de 2018, Cubides Macías no aceptó ser el autor del crimen y se declaró inocente, pese a que se presentaron no menos de 60 pruebas que lo indician como responsable de la muerte de la menor.

La resiliencia de Ángela Tristancho

Ángela Tristancho es la madre de ‘Lucy’, como le decían con cariño a la pequeña asesinada. Ella se ha convertido en un ejemplo de resiliencia luego de la tragedia, pues su lucha ha sido constante no solo en búsqueda de justicia en el crimen, sino también para acompañar a otras madres que han perdido a sus hijos o han sido ‘presas’ de abusadores sexuales.

Para Ángela la respuesta en este caso no está en si lo condenan o no, pues con ese acto no le devuelven a su hija, sino que quizás la corrección está en crear mejores modelos de educación pues las personas que cometen estos crímenes no están felices con sus vidas, tienen poca formación, no sienten dolor y sus comportamientos son el resultado de una sociedad enferma.

“Sí estaría de acuerdo con la cadena perpetua, pero creo que en Colombia deben crearse más colegios que cárceles”, agrega la madre de Lucy.

Aunque su proceso no ha sido fácil, hoy en día dedica su vida a trabajar con menores lo que le ha ayudado a vivir un mejor duelo.

“Hoy hace dos años fue la fecha amarga que partió mi corazón en mil pedazos, aquella la más dura de toda mi vida. Ese día oscuro que me recuerda lo absolutamente insignificante que como ser humano puede uno llegar a sentirse, fecha de un acontecimiento que empáticamente no desearía que nadie viviese , pero que es una realidad que en ese mecanismo llamado tiempo y destino gira como una ruleta en las que las desgracias eligen al azar la puerta de cualquier casa y que nos recuerda lo efímera que puede ser la vida que se esfuma cuando menos uno lo espera, acontecimiento del que somos victimas cuando nuestros “hermanos” se llenan de odio un odio tan grande que solo se manifiesta arremetiendo contra los demás, inocentes que no deben culpa alguna. Otro año mas en el que inevitablemente debo ensalzarme de resignación y de presente para no caer en depresión, para con atención en el aquí y ahora encontrarle algún sentido a mi vida. Hoy así como hace dos años solo me queda pedirles sus oraciones para poder cerrar este capítulo amargo en el que aún no puedo entender el porqué de la muerte de mi hijita… Dios abrió gracias a sus oraciones una puerta grandísima y es el saber que quien está capturado por este hecho sabe qué es lo que en verdad pasó… un golpe de mala fortuna?, un absurdo enamoramiento que en vida de ella no se manifestó?, o algún tipo de venganza???.. Hoy solo le pido a Dios me permita: lidiar con la incertidumbre, y con el entender que Tus tiempos son perfectos.. Resignación para mi familia para sus amiguitos que aun están perplejos Dios ponga en el momento perfecto esa respuesta que me permita cerrar este amargo capítulo, en el que aún cuando físicamente no estás mi pequeño ángel, siento que me acompañas, donde me llenas de paz a pesar de todo.. Descansa en paz mi hermosa…”, Ángela Tristancho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clarisa, software administrativo y de facturación.