11/12/2020

Facetas de Boyacá

Noticias y opinión

Durante cuatro meses no habrá acceso de turistas en Playa Blanca

3 minutos de lectura

Con un presupuesto de $2.200 millones de pesos Corpoboyacá iniciará la pavimentación de la vía de acceso a Playa Blanca, uno de los lugares preferidos por visitantes nacionales y extranjeros para el turismo de naturaleza. El carreteable facilitará el ingreso de los vehículos en condiciones adecuadas y seguras.

Los recursos se destinarán además a la instalación de la malla de cerramiento del predio, la adecuación de un sitio de información para turistas y de un espacio para recolección y separación de residuos sólidos, asimismo se avanzará en la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de esta playa natural, la única del país ubicada a 3.015 metros de altura sobre el nivel del mar.

Con el presupuesto destinado por la Corporación se adelantará la remoción de los árboles de pino que se encuentran en el entorno de la playa y que por su edad y condición actual generan riesgo de caída y peligro para la integridad de quienes frecuentan este lugar. Esta intervención estará complementada con labores de restauración ecológica a partir de especies nativas propias de ese ecosistema.

El cerramiento del predio permitirá tener mayor control de la entrada y salida de personas y evitar la presencia de perros, caballos y reses que puedan alterar las características de Playa Blanca y del Lago de Tota y perturbar la prestación de los servicios ecoturísticos que allí se ofrecen.

La ejecución de estas obras es complementaria a otras decisiones que Corpoboyacá ha adoptado para darle orden a su operación desde que asumió la administración directa del predio, que antes estaba a cargo del municipio de Tota. A partir de ese momento la Corporación reguló el número de vehículos que pueden ubicarse en los parqueaderos, restringió las actividades de camping por los inconvenientes que estas generaban y tomó decisiones orientadas a garantizar la adecuada disposición de los residuos sólidos.

“Este plan de inversiones conllevará un cierre parcial de Playa Blanca con el fin de facilitar las obras de mejoramiento de los servicios ecoturísticos que en muy corto tiempo reportará beneficios para los visitantes y los operadores de la región”, sostuvo Ricardo López Dulcey, director de Corpoboyacá.

La Corporación y los prestadores de servicios ecoturísticos avanzan en un proceso de concertación que permita alcanzar un punto de acuerdo para el desarrollo de sus labores, de las que depende su ingreso, y que a la vez facilite el cumplimiento del cronograma de construcción de la PTAR, de la vía, de la tala preventiva de los árboles que amenazan ruina y del cerramiento del entorno de Playa Blanca.

El cierre parcial de Playa Blanca empezará a regir a partir del 16 de septiembre, previa concertación con quienes ofrecen servicios de guía, alimentación y navegación en el Lago de Tota, y las obras se adelantarán entre septiembre y diciembre de 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *