09/30/2020

Facetas de Boyacá

Noticias y opinión

El café, el turismo y la juventud son las principales apuestas en el Valle de Tenza

3 minutos de lectura

Los productores de café, los artesanos, la academia, el sector público y los empresarios del turismo han venido trabajando en equipo para dinamizar al Valle de Tenza a través del GAL Valletenzano, una organización que desde hace ocho años ha venido jalonando progreso e inversión para este sector del departamento. Mario Barreto, representante de esta organización habló con Facetas de Boyacá sobre el balance de gestiones de este año y lo que viene para el 2020.

“El GAL es la suma de esfuerzos y alianzas de la sociedad civil para generar espacios de concertación para decidir entre los valletenzanos lo que queremos para nuestro territorio”, indicó Barreto.

Esta organización se ha enfocado en cuatro líneas: la promoción del café, el turismo comunitario, las artesanías y el impulso a los jóvenes emprendedores. Dentro de estas líneas está el trabajo transversal de planeación del territorio.

Lo que dejó el actual periodo

Para Barreto el apoyo de la Gobernación de Boyacá fue fundamental desde la secretaría de Desarrollo Empresarial en lineas como el fortalecimiento de los productos del café, emprendimientos para el municipio de Santa María y el programa ‘Arraigo’ con el que se gestionó la llegada de voluntarios europeos al Valle de Tenza y el intercambio con jóvenes boyacenses que viajaron a Europa para formarse y traer experiencias significativas para el desarrollo empresarial de la región.

Las expectativas para el próximo cuatrienio

Barreto afirma que el objetivo será incidir en la construcción de los planes de Desarrollo municipales y departamentales, así como en el plan de gestión ambiental de Corpochivor para que las ideas e iniciativas de la comunidad queden reflejadas allí y se le de continuidad al trabajo adelantado en los últimos años.

“Con el apoyo de la Unión Europea y el Ministerio de Comercio trabajamos toda una estrategia de Marketing territorial a través de la marca Valletenzano, la cual se puede convertir en un modelo de gobernanza para reforzar el sentido de pertenencia y también jalonar el posicionamiento de productos como el café, el turismo, las artesanías y gastronomía. En la continuidad de estos proyectos debemos trabajar con las nuevas administraciones municipales para que la marca pase a ser una herramienta de mercadeo y comercialización de nuestra región”, agregó.

La meta para el 2020

Uno de los principales objetivos para el Gal será seguir trabajando en la juventud de este sector de departamento.

“Una de las grandes preocupaciones en Boyacá es la migración de los jóvenes de los sectores rurales a las grandes ciudades. El campo se está quedando solo y sin mano de obra calificada, por eso nuestra meta será seguir trabajando con la juventud, escucharlos ayudarlos en sus procesos de formación a través del programa ‘Arraigo’ y la aceleradora de negocios para que puedan empezar sus propios proyectos productivos”, puntualizó Barreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *