Gobernación de Boyacá declara la alerta naranja para contrarrestar la propagación del Covid-19

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on print
Print

El paulatino incremento de casos de Covid-19 en el departamento en las últimas semanas, obligó a la Gobernación de Boyacá a fortalecer las medidas para prevenir el contagio de la enfermedad.

La alerta naranja decretada este martes, permite al Gobierno que lidera Ramiro Barragán Adame adoptar una serie de acciones en pro de reducir el número de casos.

Hasta el momento, el departamento registra 50.866 casos confirmados, 48.178 recuperados y 1.199 fallecimientos (cifras con corte al 20 de abril). Sólo este martes, la Secretaría de Salud de Boyacá reportó 224 casos nuevos y cinco fallecimientos asociados a Covid-19, mientras el lunes 19 de abril, se presentaron 287 casos y tres muertes. El domingo 18 abril, entre tanto, la cifra ascendió a 199 casos y dos decesos, y el sábado 17, se confirmaron 231 casos y tres fallecimientos.

Boyacá atraviesa el tercer pico de la pandemia. Los resultados de la interacción social ocurrida durante los días de Semana Santa se reflejan en la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) que ya supera el 60 por ciento.

“Después de unas semanas de relativa calma, en donde en el departamento de Boyacá llegamos a tener una ocupación UCI por debajo del 40%, hemos empezado el tercer pico de esta pandemia. La sala de crisis, que se reúne diariamente, le recomendó al Consejo Departamental de Gestión del Riesgo que por haber superado el 60% se tomara la determinación de enviarle al Gobierno departamental la recomendación de declarar la alerta naranja. En tal sentido, como administración departamental, tomamos esa decisión”, indicó Ramiro Barragán, gobernador de Boyacá.

Para el mandatario está demostrado que este incremento de casos en el departamento es consecuencia de la interacción social que se dio en Semana Santa, “cuando las personas viajaron a visitar a familiares que hacía tiempo no veían o se reunieron con numerosos grupos de amigos sin la debida protección”.

No obstante, el mandatario de los boyacenses resaltó que, por el momento, no habrá medidas departamentales que limiten la movilidad. Sin embargo, fue enfático al señalar que todo dependerá del comportamiento social en los próximos días.

“De acuerdo con las disposiciones nacionales, las medidas en cuanto a restricciones de movilidad serán tomadas por cada alcalde, según las circunstancias en ocupación UCI en sus localidades. Es importante entender que los mandatarios toman estas decisiones para prevenir más contagios, para salvar vidas y proteger la salud de todos los habitantes.
Hacemos un llamado a acatar estas disposiciones. Depende de nosotros que esas medidas no sean cada vez más restrictivas y duraderas”, expresó Barragán.

El Decreto 179, explica que en materia de orden público se deben solicitar las autorizaciones permanentes y necesarias al Ministerio del Interior, conforme al Decreto 418 de 2020, para buscar tomar medidas que limiten la interacción y aglomeración social.
La alerta naranja implica que haya una vigilancia epidemiológica constante, jornadas pedagógicas con la comunidad y un control policial permanente.

Barragán hizo hincapié en el cuidado especial que se debe tener con los seres queridos. “El llamado a los boyacenses es a no reunirnos con la familia que está distante y con los cuales no compartimos, así como a no hacer reuniones familiares ni de amigos, ni efectuar actividades que motiven aglomeraciones, pues eso ayudará a disminuir la velocidad del contagio. Si queremos a nuestros familiares y amigos, evitemos esas situaciones”, apuntó.

Agregó que “el virus lo tenemos que derrotar en nuestra vida diaria con el lavado de manos, el uso de tapabocas y el distanciamiento social, y no conectados a un respirador en una Unidad de Cuidados Intensivos”, manifestó el Gobernador.

Destacó el incremento en un 365% de la capacidad hospitalaria del departamento, al pasar de 66 a 241 UCI. “Hemos habilitado oportunamente laboratorios para el análisis de pruebas y entregado a los municipios más de 125.000 dosis de vacunas con más del 95 por ciento de aplicación. Sin embargo, nuestra mejor herramienta es el auto cuidado”, afirmó el mandatario de los boyacenses.

Llamó la atención sobre los municipios que presentan alta afectación en el departamento. Se trata de Arcabuco, Chiquinquirá, Duitama, Moniquirá, Samacá, Sogamoso, Toca y Tunja. La capital boyacense es una de las ciudades que está en observación nacional por el aumento en la curva de nuevos casos y muertes.

¿Quieres apoyar nuestra labor?
Suscríbete con un aporte voluntario para tener contenido exclusivo. Tus aportes ayudarán a mantener viva a la prensa independiente.

Una respuesta

  1. Con el debido respeto, pero el señor gobernador a tomado medidas erróneas frente al accionar de la pandemia. En diciembre pasado, enero y semana santa dió muchas largas (relajo en Boyaca) ahora miremos los resultados…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Síguenos en redes sociales

Pico y placa en Tunja

Particulares:
Lunes  1 y 2, Martes 3 y 4
Miércoles 5 y 6 Jueves 7 y 8
Viernes 9 y 0
Taxis: Lunes 7, 8 y 9, martes 0, 1 y 2,  miércoles 3, 4 y 5, jueves 6, 7 y 8, viernes 9 y 0.

Covid-19 en Boyacá

Recibe las noticias en tu correo
Podcast: [En Contexto]