Más de 8800 empleos del sector de la construcción en Boyacá están en riesgo por los bloqueos en las vías

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on print
Print

Tras 28 días de paro, las movilizaciones y bloqueos en todo el territorio nacional impactan de manera importante la actividad edificadora en Boyacá, con graves consecuencias para el empleo.

Según la encuesta adelantada por Camacol Boyacá y Casanare, el 78% de los proyectos de construcción se han visto afectados por los bloqueos del Paro Nacional. De estos, el 18% de las empresas han suspendido por completo sus labores y el 45% han reducido su ritmo en más de un 50%.

En el sector de los industriales, el 56% de las empresas han visto afectada su producción en más del 60% y el 78% califica de crítica la situación de las plantas por falta de materiales y el desplazamiento de trabajadores. La mayor afectación que ha impedido el normal desarrollo de las actividades está representada por la consecución de los insumos y materiales para fabricación de materiales para la producción del acero, cemento, concretos, ladrillos, cerámicas y enchapes.

Afectación en el empleo

En el corredor Tunja – Sogamoso se construyen actualmente 3.284 unidades de vivienda que se estima generan 18.390 empleos directos e indirectos. Desde el inicio del paro, las empresas han hecho un gran esfuerzo por mantener la operación para cumplir con la ejecución de las obras y garantizar el empleo. Sin embargo, pese a los esfuerzos realizados y según los grados de afectación reportados, ya están en riesgo 8.827 empleos de trabajadores que no han podido realizar sus labores o llegar a sus puntos de trabajo, afectando a sus familias y su sustento. Adicionalmente, el alza en los precios de los materiales por la escasez y la ineficiencia producida por los bajos ritmos de operación, hacen que las empresas se vean obligadas a prescindir de más personal para tratar de equilibrar los costos de los proyectos.

Ante este panorama, Camacol hace un llamado a las autoridades departamentales y municipales, para que, dentro de sus competencias legales y constitucionales tomen las medidas y acciones necesarias para restablecer el orden público en las zonas afectadas por los bloqueos y garanticen la libre movilidad y la protección de los derechos de los boyacenses. Es fundamental encontrar los caminos de concertación a través del diálogo y el respeto a los derechos de todos.

Camacol Boyacá y Casanare reitera el rechazo categórico a los bloqueos en las vías, considerados como actos de violencia que ponen en riesgo la vida, salud, seguridad y sustento de las familias colombianas, así como la sostenibilidad del tejido empresarial del país y la protección del empleo.

¿Quieres apoyar nuestra labor?
Suscríbete con un aporte voluntario para tener contenido exclusivo. Tus aportes ayudarán a mantener viva a la prensa independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Síguenos en redes sociales

Pico y placa en Tunja

Particulares:
Lunes  1 y 2, Martes 3 y 4
Miércoles 5 y 6 Jueves 7 y 8
Viernes 9 y 0
Taxis: Lunes 7, 8 y 9, martes 0, 1 y 2,  miércoles 3, 4 y 5, jueves 6, 7 y 8, viernes 9 y 0.

Covid-19 en Boyacá

Recibe las noticias en tu correo
Podcast: [En Contexto]