Minería pone en peligro al páramo de Rabanal

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on print
Print

Gran consternación ha generado entre la comunidad del municipio de Samacá las afectaciones ambientales en el páramo de Rabanal ocasionadas, aparentemente por las empresas mineras que trabajan en esa jurisdicción.

De acuerdo con la denuncia presentada ante la Procuraduría General de la Nación por Jorge Jerez asesor del Distrito de Riego de Samacá, existen en la actualidad túneles de más de 2 mil metros de longitud, que afectan zonas de conservación y protección ecológica como el páramo de Rabanal y bosques aledaños.

Así mismo, el denunciante afirma que dichos túneles pasan por debajo de los distritos de riego del municipio, debilitando su estructura y generando una alta probabilidad de derrumbe.

“Nos preocupa el desabastecimiento de agua para el consumo humano y los trabajos de agricultura a causa de una posible fractura o derrumbe de las bases del canal”, afirmó Jerez.

La comunidad de Samacá fue convocada a una reunión en la que participó la Personería Municipal y funcionarios de Corpoboyacá; allí se dio a conocer un informe parcial emitido por la Agencia Nacional de Minería. Ante la queja presentada por los habitantes se anunció un nuevo encuentro interinstitucional con el fin de socializar los alcances de las labores mineras de los nueve títulos que están en vigencia en dicho municipio, algunos de los cuales estarían afectando las zonas protegidas.

El páramo de Rabanal se ubica entre los departamentos de Cundinamarca y Boyacá. Se encuentra en jurisdicción de los municipios Villapinzón, Lenguazaque y Guachetá, del departamento de Cundinamarca, y Ventaquemada, Samacá y Ráquira, del departamento de Boyacá.

Este santuario ambiental es fuente de agua para las cuencas abastecedoras del embalse La Esmeralda de la Central Hidroeléctrica de Chivor (una de las primeras productoras de energía eléctrica del país), las cuencas que surten a la laguna de Fúquene, el río Suárez, el río Moniquirá, y, por el trasvase del río Teatinos y la Quebrada Cortaderal lleva agua hacia el acueducto de la ciudad de Tunja, sus aguas también drenan hacia las cabeceras del río Chicamocha, a través del río Chulo o Jordán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Síguenos en redes sociales

Pico y placa en Tunja

Particulares:
Lunes  1 y 2, Martes 3 y 4
Miércoles 5 y 6 Jueves 7 y 8
Viernes 9 y 0
Taxis: medida suspendida.

Covid-19 en Boyacá

Recibe las noticias en tu correo