No a la Reforma Tributaria

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on print
Print

¿Puede haber un hueco fiscal? Desde luego, gastar más de lo que se tiene puede generarlo, brindar programas extremadamente asistencialistas, populistas, y poco efectivos, sin una fuente de recursos que los sustente lo va a generar.

Pero más allá, cuando se le da prioridad presupuestal a lo que NO ES PRIORITARIO para el interés general, como lo fue, pretender del herario público otorgar un préstamo a una aerolínea privada y extranjera; cuando, sin titubear, se pretende invertir en más elementos de represión (como las Tanquetas del ESMAD); y así mismo, cuando la prioridad de un gobierno es reforzar su fuerza aérea, o sus magazines televisivos, muestra que quienes dirigen el estado están desconectados de las prioridades que con facilidad indetifica la ciudadanía en general sin ser estadistas, o estudiosos de las finanzas públicas.

En medio de la pandemia se esperó mejorará el modelo de salud, que se imprimieran más recursos directamente a las Instituciones Prestadoras de salud – IPS- y no a las Promotoras – EPS-, que los recursos fueran directamente al personal médico que afrontaba en primera línea la pandemia, y que manifestaron descaradas demoras en sus pagos (muchas veces por culpa de las EPS, que no reconocen servicios prestados), también la gestión efectiva de las vacunas, entre otras prioridades que se ven no necesariamente en pandemia.

Lo anterior sin duda permite a la ciudadanía que así una reforma tributaria sea necesaria (no ésta reforma tributaria) la misma no va a tener aceptación básicamente porque la gente no va a ver que los esfuerzos que se puedan hacer vayan a tener un buen destino. Imaginemos que se recaudan los más de $90 billones de hueco fiscal, y ahora imaginemos que los mismos no llegan a los hospitales, ni a las vías que se pagan considerablemente con peajes, ni a la educación donde se paga miserablemente a los nuevos maestros, y si termina en la compra de una flota de aviones, o en subsidios que terminan manos de los más, más, ricos, los que en esta reforma no aportarían, volveríamos de nuevo a lo mismo. Es lógico que la gente no soporte una reforma más, y más qué por aumentar impuestos, es por saber a quienes se los van a cobrar y donde va a terminar el dinero.

¡NO A LA REFORMA TRIBUTARIA!

Por: Leonardo Camargo – Abogado

¿Quieres apoyar nuestra labor?
Suscríbete con un aporte voluntario para tener contenido exclusivo. Tus aportes ayudarán a mantener viva a la prensa independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Síguenos en redes sociales

Pico y placa en Tunja

Particulares:
Lunes  1 y 2, Martes 3 y 4
Miércoles 5 y 6 Jueves 7 y 8
Viernes 9 y 0
Taxis: Lunes 7, 8 y 9, martes 0, 1 y 2,  miércoles 3, 4 y 5, jueves 6, 7 y 8, viernes 9 y 0.

Covid-19 en Boyacá

Recibe las noticias en tu correo
Podcast: [En Contexto]