11/12/2020

Facetas de Boyacá

Noticias y opinión

Ofensiva contra el hurto en Boyacá deja 14 personas judicializadas

3 minutos de lectura

Los dos grupos de delincuencia común organizados tendrían injerencia en los departamentos de Boyacá, Casanare y Cundinamarca, y habrían afectado a sus víctimas en más de 800 millones de pesos. Entre las víctimas estarían un diputado de Ubaté (Cundinamarca) y una comunicadora de Boyacá. Uno de los capturados, supuestamente, habría hecho parte del ‘Clan Usuga’ en 2014.



Como parte del cumplimiento de los lineamientos impartidos por el Fiscal
General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, de judicializar a quienes
cometen delitos que afecten la seguridad ciudadana, fue desarrollada una
operación conjunta entre la seccional Boyacá de la Fiscalía y la Policía de Boyacá que permitió desarticular dos grupos de delincuencia común organizada que se dedicaban al hurto en Boyacá, Casanare y Cundinamarca.
Una vez concluidos los operativos, que permitieron 14 capturas en los municipios boyacenses de Sogamoso y Nobsa, los procesados fueron presentados ante jueces de control de garantías quienes dieron legalidad a las aprensiones y dispusieron que 12 de los procesados permanezcan privados de la libertad en establecimiento carcelario, los dos restantes irán a detención domiciliaria.
Un Fiscal de la Seccional Boyacá les imputó a los implicados delitos de concierto para delinquir, hurto calificado y agravado, abigeato, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y receptación.
Durante las audiencias concentradas, y ante el caudal probatorio recaudado por el ente investigador, 11 de los capturados aceptaron los cargos formulados por la Fiscalía, mientras que los cuatro restantes no reconocieron su responsabilidad en las conductas endilgadas por el ente investigador.
Los Grupos desarticulados: Picapiedra y los Fantasmas.

Los Picapiedra son un Grupo de Delincuencia Común Organizado GDCO; integrado por seis personas, presuntamente, dedicadas al hurto a personas, residencias y abigeato en Boyacá y Casanare.

Publicidad

Las investigaciones establecieron que utilizaban la modalidad de hurto a
personas mediante raponazo y hurtaban residencias en la modalidad ventosa. Su actuar delictivo estaba concentrado en 22 municipios de Boyacá y algunos municipios de Casanare.
Policía Judicial de la Sijin Boyacá logró establecer la participación de Los Picapiedra en 11 eventos de hurto en los que habrían afectado el patrimonio económico de sus víctimas en, aproximadamente, 600 millones de pesos.
Asimismo, se determinó que algunos de sus integrantes, al parecer, combinaban la actividad delictiva de hurto con otros delitos como el tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, especialmente en el municipio de Sogamoso.
Entre de los judicializados está un hombre quien sería jefe del grupo de
delincuencial y quien es señalado de pertenecer al Grupo Armado Organizado ‘Clan Usuga’ en el año 2014.
Los demás integrantes registran en el sistema penal anotaciones por los delitos de hurto, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, concierto para delinquir y homicidio.

Los Fantasmas
Este grupo estaba compuesto por ocho integrantes que se estarían dedicados al hurto a residencias y fincas en municipios de Boyacá y Cundinamarca.
Usando la modalidad de ventosa, los integrantes de esta habrían afectado el patrimonio económico de los habitantes de Sogamoso, Corrales y Nobsa en Boyacá; y la Calera, Ubaté, Zipaquirá y Cajicá (Cundinamarca).
De acuerdo a lo establecido, los presuntos integrantes de Los Fantasmas ubican las viviendas que podrían hurtar; principalmente, aquellas con fachada llamativa o apartamentos que denotaran de gran valor económico.
Una vez escogidas sus víctimas analizaban las rutas de salida, ubicaban cámaras, hacían vigilancia a sus moradores, vigilantes y vecinos, para luego
proceder a realizar hurtos los cuales eran concretados tras coordinar acciones vía telefónica, usando campaneros, conductores y los ejecutores de los hurtos.

En las indagaciones se estableció que este grupo delictivo habría participado en, al menos nueve eventos, y hurtado más de 280’000.000 de pesos. Entre sus víctimas estaría un diputado del municipio de Ubaté (Cundinamarca) y una comunicadora social en Boyacá.
Los presuntos integrantes de Los Fantasmas también estarían alternando su actuar delictivo con la comercialización de sustancias estupefacientes.
Todos los judicializados presentan antecedentes y anotaciones por delitos hurto, tráfico fabricación o porte de estupefacientes, homicidio, lesiones personales y rebelión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *