Sobre la reforma policial anunciada por el gobierno nacional, un cambio para que todo siga igual

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on print
Print

El Presidente de la República Iván Duque, el Ministro de Defensa, y el Director General de la Policía Nacional, no han llegado a un preacuerdo de garantías para la protesta, anunciaron lo que consideran “las bases de la reforma policial”..

El Comité Nacional del Paro CNP considera que el anuncio realizado es una modificación cosmética, es un cambio que no transforma lo fundamental. Un nuevo intento de confundir a la comunidad internacional y al pueblo colombiano.

Intentar cambiar la imagen de la Policía Nacional, en medio de la más grande y visible brutalidad policial, del uso ilegal e ilegítimo de la fuerza, con pleno e intencional desconocimiento de buenas prácticas y estándares internacionales contenidos en los tratados y convenios internacionales suscritos por el Estado Colombiano, es cuando menos una muestra más de la indolencia de este gobierno con la sistemática vulneración de Derechos Humanos cometidos directamente por agentes de la Policía Nacional y su actuación cómplice con grupos de civiles armados.

Para el CNP la reforma a la policía, requiere tener como mínimo:

  • Proscribir la doctrina de seguridad nacional, del enemigo interno, y de dejar de ver la expresión ciudadana como un problema de orden público y no como el ejercicio de derechos y libertades.
  • El fin de la justicia penal militar para investigar graves violaciones como hoy sucede con el caso de Dilan Cruz.
  • Que la Policía Nacional al ser un cuerpo civil dependa del Ministerio del Interior y no del Ministerio de Defensa.
  • La unificación de carrera de oficiales y suboficiales, la adopción de estándares internacionales y una participación ciudadana real y efectiva en lo que debe ser una nueva policía en Colombia.
  • La real y estricta aplicación de los estándares internacionales en materia de Derechos Humanos, y en materia de del uso de la fuerza. Lo que implica el desmonte del ESMAD, el no uso de armas letales para contener la protesta, el uso excepcional y de buena fe de armas no letales.

Finalmente pese a la oposición del gobierno nacional y de intentar vetar la discusión sobre la doctrina y prácticas de la policía nacional hacemos énfasis en que este proceso debe tener una participación ciudadana real y efectiva para la transformación integral de la Policía.

Un cambio del uniforme verde por azul no es un cambio real, sino que genera unos gastos innecesarios en épocas de austeridad.

Desafortunadamente es un anuncio de cambio para que todo siga igual. Por eso el CNP insiste en una policía nacional para la paz, para la vigencia de los derechos humanos, que garantice los derechos y libertades ciudadanas.

¿Quieres apoyar nuestra labor?
Suscríbete con un aporte voluntario para tener contenido exclusivo. Tus aportes ayudarán a mantener viva a la prensa independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Síguenos en redes sociales

Pico y placa en Tunja

Particulares:
Lunes  1 y 2, Martes 3 y 4
Miércoles 5 y 6 Jueves 7 y 8
Viernes 9 y 0
Taxis: Lunes 7, 8 y 9, martes 0, 1 y 2,  miércoles 3, 4 y 5, jueves 6, 7 y 8, viernes 9 y 0.

Covid-19 en Boyacá

Recibe las noticias en tu correo
Podcast: [En Contexto]