10/12/2020

Facetas de Boyacá

Noticias y opinión

Trabajo infantil en Boyacá: una realidad desatendida

3 minutos de lectura

A través del Observatorio Regional del Mercado de Trabajo de Boyacá, Ormet, se dieron a conocer cifras de análisis del mercado laboral en este departamento. Entre los estudios, el Centro Regional de Gestión para la Productividad y la Innovación de Boyacá, Crepib, dio a conocer el panorama del trabajo infantil en la región.

En el informe detalla que, “en promedio durante el período 2012-2015, la proporción de población dentro de los 5 y 17 años en la zona rural que trabaja, de acuerdo con la Tasa de Trabajo Infantil Ampliada, es de 22,7% y en la zona urbana es de 11,6%. En otras palabras, 23 de cada 100 personas que viven en el campo trabajan, mientras que en la ciudad lo hacen 12”.

De acuerdo con la información recabada por el DANE en 2015, la principal razón para que los menores con edades comprendidas entre los 5 y 17 años presentes en las áreas urbanas trabajen, es el deseo de dinero, seguida de una razón formativa influenciada tal vez por los padres.

En las áreas rurales, la anterior razón “el trabajo lo forma y lo hace honrado”, se constituye en la principal, seguida del deseo por el dinero.

¿Por qué trabaja la población entre los 5 y 17 años y en qué lo hace?

El Trabajo Infantil Adicionalmente, a nivel nacional, las ramas de actividad económica que concentraron el mayor número de niños, niñas y adolescentes trabajadores fueron: agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca, con un 36%, y actividades de comercio, hoteles y restaurantes con un 32%. Según posición ocupacional, para este mismo año (2015), la mayor proporción de menores se reporta como “trabajador sin remuneración”.

El Crepib también señala que, ” Como resultado de los talleres participativos en las provincias del departamento frente al tema de trabajo infantil, los aportes, en su mayoría proporcionados por Personeros, entre otros representantes de las Alcaldías municipales, se enfocaron muy especialmente en que evidentemente hay presencia de trabajo infantil y algunas de las causas que lo generan son:

La pobreza: La precaria condición económica de la familia, casi siempre conformada por madres como cabeza de familia, obliga a que los menores a que aporten económicamente a su sustento.

• Las tradiciones culturales de formación del menor en su familia próxima y la comunidad, especialmente en las zonas rurales.

• La decisión del menor de tener su propio dinero e independencia económica.

• La visión del menor de que la educación “no sirve para nada” y que es mejor trabajar”.

CIFRAS

De acuerdo con el Crepib, en términos generales, las cifras muestran que evidentemente, existe el trabajo infantil en Boyacá, pero no existe información unificada que permita conocer la verdadera expresión de dicha situación en cifras concretas.

Una fuente de información que permite una aproximación al estado del trabajo infantil en Boyacá, son los registros del Sistema de Información Integrado para la Identificación, Registro y Caracterización del Trabajo Infantil y sus Peores Formas (SIRITI) (Izquierda). Esta base de datos registra el número de menores considerados como trabajadores en diversas actividades económicas. En total existen en el sistema 2.287 menores, de los cuales 855 son niñas y 1.432 son niños entre los 5 y los 17 años de edad.

Pero, “no existe una formación a los servidores locales que les permita verificar en sus territorios la verdadera dimensión de la situación y sus implicaciones hacia el futuro para la sociedad boyacense”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *